Categorías: EducaciónPublicado el: junio 6, 2022444 palabras2.2 min lectura

Primer día de clases

Así como llega la emoción del primer hijo, cada una de sus etapas de crecimiento y madurez, forma parte esencial, no solo de nuestro hijo, sino de la familia en sí. Es la emoción de crecer juntos.

Si tus hijos, se encuentran ya en la etapa de iniciar con el ciclo escolar, seguramente como padre o madre de familia, tendrás algunas dudas o preguntas. Es de lo más normal pasar por ellas, siéntete tranquila que al final tomarás la decisión que sea en mayor beneficio para tu familia.

¿Se adaptará al lugar? ¿La pasará bien? ¿Es la edad correcta? ¿Será el cole adecuado?, seguro estas preguntas han cruzado tu mente, por lo que a continuación encontrarás unos consejos que podrás tomar si están de acuerdo con tus prioridades familiares y que pueden apoyarte en la toma de decisiones donde la experiencia familiar sea respetuosa, gradual y consciente.

  1. Antes del inicio del ciclo escolar te recomendamos lo siguiente:
  2. Siente y demuestra confianza y seguridad en todo momento frente a tus hijos. Tu estado de ánimo se transmite a tus pequeños,
    por eso en esta primera etapa, es importante estar consciente en lo que transmitimos para que les ayudemos a nuestros hijos a
    dejar los nervios a un lado.
  3. Comenta cosas buenas que encontrará en el colegio. Las actividades que va a realizar en forma divertida, la posibilidad de
    encontrar nuevos amigos. Es importante conversar con nuestros hijos de las experiencias y consejos para su primer día de clases,
    poder resolverle dudas si las tiene.
  4. Un punto importante es poder estar con tus hijos el primer día de clases y poder conocer, explorar y qué jueguen un poco y
    divertirse ya que este punto es importante para que el niño se sienta en confianza y seguro.
  5. Es muy importante poder tener hábitos y rutinas antes de iniciar las clases, cómo despertar temprano, dormir a tiempo,
    acomodar el horario de comidas, rutina de baño, etc. Para que los niños se adapten y acepten los nuevos ritmos que tendrán
    cuando inicien el periodo escolar. Es recomendable que vean a la familia motivada y llena de energía ya que ellos se verán reflejados
    en lo positivo.

Recuerda que lo más importante es tu actitud con tu hijo. Déjale tranquilo ya que está en un lugar seguro y recíbelo con amor, interesada por su día y felicítale de sus logros.

En menos que lo esperes esta nueva rutina estará establecida y será una meta más cumplida en el crecimiento de tus hijos.